Hola,

hace 18 años adoptamos a nuestra primera perrita, Iris. La cogimos de la perrera y fue algo increíble. Murió el año pasado con 17 años. Fue duro porque jamás podríamos imaginar que nos podría aportar tanto.

Hace casi 7 años encontramos a Pantxi, abandonada en un parque con meses. En un principio no entraba en nuestros planes quedarnos con ella pero un día fue suficiente para enamorarnos de ella. Ahí empezamos a conocer a fondo a los galgos y lo especiales que son.

Hace un mes adoptamos a Alma. Teníamos claro que queríamos a un galgo y a través de la página web de SOS Galgos la encontramos. Llegó con miedo y siempre alerta a ver qué le podría venir después de lo que debió de pasar.

Cuando llegó a casa se encontró a Pantxi que la acogió como sólo podíamos esperar. Se han convertido en dos grandes hermanas. Pantxi le ha ayudado a adaptarse y a considerarnos su familia en un tiempo récord y a que nosotros la entendamos mejor. Así que gracias PANTXI.

Al principio Alma no quería ni comer y a los hombres no podía ni verlos. A mi hermano, que adora los perros, era pánico lo que le tenía. No ha pasado ni un mes y estamos todos integrados, tanto ella como nosotros. Se echa la siesta esta con mi hermano, su lugar preferido de la casa es la cocina y a la primera de cambio te deja sin pan.

Es lista, muy obediente, tranquila y muy dormilona. Nos quiere con locura y es un regalo ver lo contenta que se pone cuando llegamos a casa.

Una experiencia única que volvería a repetir mil veces.

Gracias a Blanca de SOS GALGOS (oficial) por permitirme adoptar a mi angelito, pero en especial doy las gracias a IRIS, PANTXI y ALMA. Gracias a ellas aprendo día a día muchos valores que los humanos no sabemos apreciar.

Ainara

Alma02_620x400

Alma03_620x400

Alma04_620x400