Filomena llegó de Cartagena hace tres años con una leishmania muy avanzada.

Teresa ofreció su casa, aunque no podía hacer frente a los gastos de su tratamiento.

Después de tres años Filomena sigue sin controlar la leishmaniosis, pero su estado general se mantiene estable, aunque a pesar del tratamiento están apareciendo lesiones cutáneas que no acaban de cicatrizar.

Ayudadnos a seguir ofreciendo la mejor atención posible a Filomena y poder disfrutar de su mirada por mucho tiempo.

PayPal : sosgalgos@sosgalgos.com
La Caixa: ES89 2100 0148 53 0200582650

Filo02_620x400