Perseo fue rescatado del campo en Lleida y es un galgo muy tranquilo.

Empezó a sacudir sus oídos hace unos días. Tenía un poco de cera y parecía mejorar con el tratamiento pero muy al fondo apareció una espiga. Con un poco de sedación pudimos extraerla y por su estado parecía llevar mucho tiempo allí, sin que Perseo casi lo manifestase.

Eso sí, ahora le vemos más contento!

Perseo02_620x400

Perseo03_620x400