Haz click sobre el video de arriba para ver el reportaje

A través de FB y de muchas difusiones, se dio a conocer el caso de Bullas en Murcia. Allí, dos personas de la misma familia mantenían en condiciones de insalubridad a más de un centenar de perros, en su gran mayoría podencos y galgos.

Esto fue denunciado por una organización de Murcia, Pro-Setter, al Seprona y el caso está en trámites judiciales. Gracias a la colaboración de protectoras y particulares de toda España, el día decretado por la jueza, concretamente el viernes 8 de marzo, y con la supervisión de un veterinario, se retiraron a todos los animales del recinto.

SOS Galgos estuvo allí gracias a nuestra colaboradora Silvia de Murcia y se rescataron a dos galgas, una de ellas ya está en Tarragona con nuestra voluntaria Mónica, y la otra está con Silvia esperando una casa de acogida. Ahora sólo cabe esperar que una sentencia ejemplar caiga sobre los culpables de este maltrato, lo que desde luego ya ha sido ejemplar ha sido la actuación animalista, y nos sentimos muy orgullosos de esto.

Cabe esperar que en un futuro, las autoridades no permitan que concentraciones de animales de ese tipo crezcan hasta el centenar cuando existe una ley que exige unas condiciones de núcleo zoológico que estas personas incumplieron y si esto lo vieron los particulares, escapó sin embargo al ojo de la autoridades hasta su denuncia.

También cabría esperar que la protección de las víctimas de un delito de maltrato animal, no recaiga como en este caso en la iniciativa privada, que la ley no sólo castigue, sino que también proteja a dichas víctimas.

Seguiremos luchando para que la realidad cambie y este caso ha sido una demostración de que efectivamente está cambiando. Gracias a todas las personas que han colaborado en este caso.

“¿Dónde poner a los peces y demás animales para estar seguros de que nadie los dañe?
La perfección de la disciplina es renunciar a hacer daño.”
– Shantideva