Cada vez que tiras un petardo, alguien cerca de ti… sufre.

https://youtu.be/xOsQPFzcLuE

Hay más maneras de celebrar la noche más corta de año.

¡Piénsalo!

Cómo sabéis, estamos en época de petardos. Los animales sufren una barbaridad con esos estruendos.
Por favor sujetad bien los collares de vuestros perros.
Un petardo puede provocar un fuerte tirón de correa y un intento de fuga por muy dócil que sea habitualmente.

 

LOS GALGOS Y LOS PETARDOS

Es muy importante para nuestros galgos que tomemos ciertas medidas de seguridad el 23 de junio, la “verbena de Sant Joan”. Como ya sabréis se tiran muchísimos petardos, pero días antes los niños ya han acabado los colegios, con lo cual a todas horas podemos oír petardos. Esto se extiende hasta finales del mes, pues el día 28 de junio, volvemos a tener “verbena de Sant Pere”, por lo que días después aún se siguen tirando petardos.
Esta es una tradición poco respetuosa con quien no disfruta de ellos, especialmente animales de compañía, y que ocasiona numerosos accidentes, a veces con niños, por el poco control que ejercen algunos padres.

MEDIDAS A TOMAR:

  1. Nuestro galgo/a, debe ir siempre bien atado, con el collar especial de galgo, incluso añadiendo un arnés (unidos con alguna cadena desde la argolla del collar, hasta la argolla del arnés), nunca con arnés solo, pues tienen mucha facilidad en quitárselo. No usar collar que no sea de galgo, ya que el diámetro del cuello y cabeza son similares y será fácil que al perro se le salga cuando tira hacia atrás. Debemos llevar la correa metida en nuestra muñeca y con un par de vueltas en la mano, (nosotros vamos relajados y nunca sabemos cuándo nos va a dar un tirón), sea para ir hacia adelante o hacia atrás, yendo hacia algo o escapándose de ello.
  2. Nuestro galgo/a debe siempre llevar plaquita de identificación, con nuestro teléfono y su nombre, aunque el perro lleve microchip. En caso de que se pierda y alguien lo encuentre, siempre es más rápido llamar al teléfono que lleva que ir a un veterinario. El archivo de identificación es muy lento y burocrático y no funciona correctamente los fines de semana. Muchas veces hemos recibido llamadas de alguien que coge un galgo asustado pero no tendría el tiempo ni la paciencia de llevar a un veterinario, policía o centro de acogida.
  3. El día de la verbena es mejor dar a nuestro galgo/a un tranquilizante para que esté más tranquilo, consulta con tu veterinario con tiempo para la dosis y que producto le irá mejor, y prueba su efecto unos días antes, ya que la dosis más eficaz suele depender de cada perro. No menosprecies la utilidad de un tranquilizante, hay perros que han llegado a saltar por una ventana entreabierta o balcón al no poder controlar su estado de pánico.

Nutraceúticos y feromonas son compuestos que, administrados con antelación, pueden ayudar a que nuestro perro esté más calmo cuando llegue ese día. Dentro de este grupo se encuentran productos como el Adaptil (feromonas) y el Zylkene o Calmex (nutraceúticos). Consulta con nosotros si quieres utilizar algunos de ellos.

  1. Por propia experiencia hagan caso de estas medidas de seguridad, por favor, sea junio o ¡el mes que sea! Cuando sienten miedo, pánico, a los perros se les agarrotan los músculos, el corazón se les dispara, parece que los sentidos no les funcionasen, sólo huyen de lo que les provoca ese pánico y corren hacia ninguna parte, no saben hacia donde van, los perros se pierden, son atropellados, etc.
× ¿Cómo puedo ayudarte?