Wanda estaba esperando pacientemente con su adoptante en un semáforo cuando vió a una persona en silla de ruedas que la miraba fijamente y ella, sin más, saltó a su regazo provocándole una dulce sonrisa acompañada de una tierna caricia.

¡Qué sorpresa tuvo su mujer cuando apareció y los vio juntos! Tanta que les hizo una serie de fotos.

Cuéntanos tu experiencia también si has vivido algo parecido.