La credibilidad del SEPRONA

Acabamos de conocer los datos oficiales que el SEPRONA dispone sobre el número de galgos abandonados en España en el año 2019, un total de ocho. Con enorme satisfacción lo difunden los colectivos de galgueros, los únicos que deben creer unas cifras tan irrisorias. No entendemos si es una prueba de la pasividad de las autoridades o de la ineficacia del cuerpo, ya que cualquier agente, periodista o ciudadano puede, con algunas llamadas a cualquiera de las cientos de protectoras y perreras de España, comprobar que esa cantidad de galgos abandonados son recogidos por cada una de ellas cada semana.

El SEPRONA debería conocer de primera mano el ingente número de galgos que cada año sufren maltrato, abandono, arrastres, ahorcamientos y todo tipo de desprecio por ser considerados meros instrumentos de disfrute y prestigio personal de miles de galgueros que ejercen su afición sin el más mínimo control administrativo, mientras en todos los países de nuestro entorno la caza con galgos está prohibida desde hace años.

Hemos denunciado esta situación muchas veces y siempre nos hemos encontrado con la pasividad de las autoridades públicas, reacias a enfrentarse a un colectivo poderoso de más de 200.000 galgueros, que crían, maltratan y abandonan miles de galgos cada año, en busca del mejor corredor que satisfaga sus anhelos de disfrute personal por unos minutos en cada una de las competiciones que se organizan en múltiples zonas de España. Es la sociedad española sensible la que sufre el resultado de dichas prácticas, con perreras y protectoras saturadas de galgos abandonados cada año, carreteras rurales llenas de galgos atropellados, cotos donde los supervivientes al abandono mueren de hambre y sed o de disparos de cazadores, o en pozos y pinares donde su sufrimiento es indescriptible. Y lo peor de ello es que ninguno de ellos, tras casi 20 años, aparecen en las estadísticas oficiales que deberían realizar las administraciones públicas, donde figuran esos irrisorios 8 abandonos anuales que todos sabemos que cualquier animalista ha ayudado por sí solo.

Hace más de un año pedimos un pequeño gesto al señor Grande-Marlaska, conocido animalista, en su posición privilegiada al frente del Ministerio del Interior, que podría representar una mejora radical para el bienestar de miles de galgos que sufren unas penosas condiciones de vida y un futuro trágico. Le pedimos una orden directa para que se aplique sin demoras la legislación actual sobre núcleos zoológicos, en una campaña dirigida específicamente a galgueros, que posean más de 5 galgos, y por tanto deban cumplir no sólo con la identificación de los mismos sino con un libro de registro de todas las entradas y salidas, para que se pueda realizar su trazabilidad y control eficaz de la cría y del destino de los miles de galgos criados cada año, que principalmente acaban abandonados. Asimismo, que las unidades del SEPRONA reciban la orden de inspeccionar regularmente dichos núcleos zoológicos y que realicen un censo real no sólo de galgos en posesión de galgueros, sino de galgos recogidos en perreras y protectoras y de todos los galgos encontrados en carreteras, pozos y pinares, sin necesidad de que haya una denuncia previa.
Estamos seguros de que lo que pedimos no es muy complejo, pero que puede representar un gran cambio en el bienestar de miles de galgos, ya que las decenas de galgos que tiene cada galguero podría reducirse a unos pocos, que con una mayor labor de inspección serian mejor tratados. Además el número de galgos criados y abandonados cada año se reduciría drásticamente con esta pequeña inversión de tiempo por parte de las autoridades que ya conocen de sobras un problema que hace tanto daño a las personas sensibles españolas y de muchos países de nuestro entorno y, por tanto, a la imagen de España como país moderno y justo.

Volvemos a hacer esta petición, ahora públicamente, entre otras razones, para que el SEPRONA haga su trabajo y mejore la imagen de España.

Atentamente

Umberto Giacomelli
Presidente de SOS Galgos

Anna Clements
Directora de SOS Galgos
www.sosgalgos.com

  1. Adjuntamos foto de la galga abandonada Menta, atropellada este fin de semana en Bárboles, Zaragoza y dejada toda la noche en la cuneta por el servicio de recogida municipal ya que su responsable decía que no tenía fondos para ella. Esta galga tampoco aparecerá en las estadísticas y SOS Galgos se ha tenido que hacer cargo de los gastos de hospitalización y cirugía de su fractura de cadera en el Hospital Veterinario de Zaragoza, a donde la ha llevado un ciudadano compasivo.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?